Saltar al contenido
Emociones: Dones del Espíritu que Construyen Comunidad es un Curso

Emociones: Dones del Espíritu que Construyen Comunidad

7 Sep - 4 Oct, 2020

¡Lo sentimos! El período de inscripción está cerrado actualmente. Regrese pronto.

Descripción completa del curso

¿Te imaginas un mundo sin emociones? Somos seres emocionales, es imposible evitar sentir emociones, así como, tampoco podemos evitar pensar. Son dones del Espíritu con un lenguaje propio que tenemos que descubrir. La sabiduría que contienen las emociones, nos ayuda a encontrar soluciones a las situaciones que nos afectan. El reto consiste en aprender a manejarlas ya que muchas veces, su mal manejo puede obstaculizar las relaciones interpersonales. Según Daniel Goleman (1995) la inteligencia emocional es la capacidad para reconocer emociones propias y ajenas, y la habilidad para manejarlas. Goleman estima que la inteligencia emocional se puede organizar en cinco capacidades: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos, reconocerlos, crear la propia motivación, y gestionar las relaciones. El conocimiento del mundo interior donde habita el Espíritu, es la base para su buen manejo, descubriendo la acción de la gracia que transforma nuestra naturaleza humana. Manejadas de manera inadecuada pueden obstaculizar las relaciones con los demás, desviando la atención de los asuntos sustanciales. Si las ignoramos permanecen en nuestro cuerpo. Podemos suprimirlas y se expresan por otros canales. La actitud inteligente consiste en saber que es necesario transformarlas, aunque nos parezca complejo, pues al detectarlas de manera eficaz hace que sigan su curso natural a través del cuerpo sin producir enfermedades. El curso ofrece herramientas para los líderes que desean conocer su mundo emocional reconociendo las fortalezas y las áreas de oportunidad basados en sus vivencias personales. Toma como referencia el modelo del cerebro Triuno para sentir las emociones y expresarlas de forma ecológica, inteligente y auténtica, reconociendo sus energías, canalizándolas corporalmente y manejándolas asertivamente. Con las técnicas aprendidas, se invita a los participantes a aplicar el adecuado manejo de sus emociones y reacciones para optimizar las relaciones fraternas.

Regresar a cursos de liderazgo

¿No estás seguro de cómo registrarte?